Me salió una bolita en mi piercing! ¿Qué es? y ¿Qué hago?

bolita del piercing, cuidados de perforación, me salio una bolita en mi piercing, pircin, pircing -

Me salió una bolita en mi piercing! ¿Qué es? y ¿Qué hago?

La dichosa bolita en tu perforación es un problema que aparece constantemente en los piercings nuevos. Y cuando sale, ¡Dios mio! ¡¡¡Parece el fin del mundo!!! Empezamos a escuchar cosas como:

“¿Qué hago? ¡Esta infectado!”     “Es un monstruo”      
“Se me va a caer la oreja”    “Ya no podré salir nunca”    
“traigo una montaña”     “Se me va a hacer horrible la oreja”     
“ Es un queloide”

Y casi todo mundo, ya que vivimos en la era de la información, googleamos que significa y encontramos la información más terrorífica que te hace pensar que efectivamente se te puede caer la oreja. Así que vamos a procurar tocar este tema para ayudarte a tranquilizarte y saber que hacer para prevenir y que hacer si ya salió.

 _______________________________________________________________

 

Usualmente les llaman infecciones o queloides, pero en realidad no es ninguna de las dos. Un verdadero queloide sigue creciendo con el tiempo y es algo que no podemos prevenir que pase ya que es una forma de cicatrización que podría ocasionarse conforme el proceso de cicatrización avanza. Se caracteriza por continuar creciendo con el tiempo y es algo que debe retirarse quirúrgicamente.

Una infección se caracteriza generalmente por tener fiebre, enrojecimiento e hinchazón en la piel alrededor del área perforada, dolor al tocar el área perforada y secreción amarillenta de olor fétido procedente de la perforación.

A diferencia, esa pequeña bolita que sale en los piercings se genera por un trauma en el tejido blando llamado “Cicatriz Hipertrófica”.

 

Después de realizar alguna perforación en la nariz, oído, ombligo, etc., en pocas semanas (o a veces hasta años después) puede aparecer esta cicatriz hipertrófica la cual generalmente aparece por un “trauma” de tu piel, como, por ejemplo:

  • Si la persona duerme apoyándose en la zona perforada (dormir sobre ella)
  • Si existe alguna irritación ocasionada por la joyería que se está portando (es importante escuchar al cuerpo y darnos cuenta que materiales tu cuerpo acepta y cuales rechaza)
  • Si la persona no tiene los cuidados adecuados en su herida el tiempo requerido (ojo, no solo es cuidarse 2 días y ya)
  • Recibir algún golpe o estirón de cabello
  • Usar joyería cóncava antes de cicatrizar (como argollas o arracadas)
  • Utilizar constantemente el celular en esa oreja y presionar la perforación.

Básicamente, al suceder cualquiera de las anteriores, tu tejido se inflama y se puede acumular por un lado haciendo esta bolita. Es importante saber que una vez que sale no debemos de estar tocándola constantemente. Piensa en cuando tienes esa espinilla en la cara que te urge que se te quite, mientras mas la tocas, pareciera que mas grande y mas tiempo tarda en quitarse. Lo mismo sucede con esta bolita, no es algo que se debe exprimir ni se debe de estar tocando constantemente, por que mientras mas la tocas, mas bacterias puedes dejar de tus manos en ella y empeorar el asunto.

 

¿Cómo prevenirlo?

Así que para prevenirlo es muy importante: no dormir sobre tu perforación nueva, evitar golpearte, presionarlo constantemente (puede ser con bandas del pelo), no estirarlo con tu cabello (recomendamos llevar el pelo recogido 2 veces o más por semana), mantener la perforación limpia y seguir tus cuidados por el tiempo que tu cuerpo lo requiera (puede ser 3, 6 o 12 meses).

Es importante saber que aunque tu perforación ya esté cicatrizada, si 3 años o 7 años después recibes un golpe, puede salir esta bolita.

Si tienes mas dudas, no olvides leer los 7 errores (comunes) que cometemos durante el cuidado de nuestros piercings

 

¿Qué hago si ya me salió?

Primero que nada, mantenerte calmado, no se ve lindo, pero se va a quitar. Tenemos que aprender a tener paciencia y recordar que el proceso de cicatrización es diferente para cada persona. Como primera opción siempre consulta a un profesional para una atención más personalizada del caso.

Puedes intentar cambiar el estilo o material de la joya que llevas: si llevas una argolla, cámbialo a un arete recto para que tu tejido no se vea forzado. Procura utilizar piezas de oro de 14K o más ya que es un material que el cuerpo acepta mejor. Si sabes que eres alérgico al oro, utiliza acero quirúrgico.

Limpieza:

Utiliza agua oxigenada para limpiar el área (directamente con algún atomizador). Esta, cuando entra en contacto con la sangre, se convierte en agua y oxígeno. Este proceso ayuda a matar las bacterias y a poner en funcionamiento el sistema inmunológico. Los glóbulos blancos (leucocitos) producen peróxido de hidrógeno de manera natural. Esto funciona como una línea de defensa en contra de toxinas, virus, bacterias, y hongos. Cuando se produce la efervescencia al colocar agua oxigenada en una herida infectada, se libera el oxígeno de la fórmula y destruye los microorganismos anaerobios, siendo por lo tanto un potente desinfectante.

Aplica algún antiséptico en gel o líquido 2 o máximo 3 veces al día por la parte frontal y trasera de tu piercing. *OJO* el abuso de este producto también puede ser contra producente.

Como última recomendación, puedes colocar un hielo (cubierto por una servilleta o tela delgada) cerca del área por lapsos de máximo 5 mins por la parte delantera y posterior.

Si por alguna razón no te sientes lo suficientemente seguro de hacer este procedimiento tu mismo, visítanos en alguna de nuestras sucursales y con gusto te ayudamos a evaluar y buscar la mejor solución para la bolita de tu piercing.

 

Con amor, -#teamAlânika

#piercedattitude® by Alânika®

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados